«

»

nov 15 2012

Big data y la victoria de Obama

Si la campaña de Barak Obama de 2008 con la que ganó la presidencia de los Estados Unidos fue famosa por el uso de las redes sociales, la del 2012 va a pasar a la historia como la campaña del big data debido al uso de esta tecnología en el cuartel general de Obama para realizar microtargeting de votantes, lo que viene a demostrar que no se trata de una moda más del sector tecnológico, sino que es una de las tecnologías más prometedoras que podemos encontrar hoy en días, como ya comenté al hablar de mis predicciones para el 2012.

Para ello, el equipo de análisis de datos se multiplicó por cuatro respecto al de 2008, se puso a la cabeza un experto con experiencia en la aplicación de big data para maximizar la eficiencia de las promociones en supermercados. Y, aprendieron del error que supuso contar con información diseminada e inconexa en la campaña del 2008, lo primero que hicieron fue unificar toda la información en una gran base de datos que incluía información sobre encuestas, datos de consumo, de captación de fondos, de redes sociales, trabajadores de campo, etc. Y el esfuerzo analítico lo concentraron en los denominados “swing states” estados bisagra que podía dar la victoria a un candidato u a otro.

Pero ¿para qué han usado los managers de campaña el análisis de datos? Estas son algunas de las ventajas que han obtenido:

  • En primer lugar para captar hasta 1.000 millones de dólares. Un importe muy significativo de estos fondos se captaron mediante una campaña de e-mails muy bien estructurada, ya que antes se habían recogido gran cantidad de datos por medio de correos de prueba, que una vez analizados permitieron enfocar los e-mails de captación de fondos mucho mejor, sabían qué tipo de mensaje enviar a cada partidario y si debía hacerlo Michelle Obama o el Vice-presidente Biden.
  • Los gastos en anuncios se optimizaron al máximo, ya que en lugar de confiar en una empresa de publicidad externa basaron las compras de espacios publicitarios en sus propios análisis de datos. En lugar de campañas masivas contrataban en función de un perfil muy concreto y en un show específico dependiendo de dicho análisis. Resultado: mucha más eficiencia y eficacia.
  • Cada acto, cada mitin, cada aparición estaban preparados en función de un profundo análisis de datos, de manera que el mensaje se adaptaba al público asistente. Los acompañantes del Presidente también se decidían dependiendo de dicho análisis, de tal manera que en unos casos era mejor que apareciera en el estrado George Clooney y en otros Scarlett Johansson.
  • Las llamadas de teléfono también se preparaban con un intensivo análisis, de tal manera que se sabía a quién no merecía la pena llamar y a quien sí, que mensaje dar o incluso si era mejor que llamase alguien de la misma localidad o de otro lugar. Igual sucedió con las peticiones de voto puerta a puerta, los voluntarios recibían una lisa con las direcciones exactas de a quién visitar y qué números se debían saltar de una determinada calle.

Si analizamos el uso del big data en este caso, no es muy diferente al que están haciendo las empresas actualmente, pero en una escala mucho mayor. Es otro ejemplo más de que los datos pueden ser una ventaja competitiva, siempre que se sepa obtener valor de ellos.

El resultado ya lo conocemos, una victoria de Obama mucho más holgada de lo que las encuestas pronosticaban. Y aquí también hay que hablar de otro vencedor, Nate Silver, un matemático que predijo con una exactitud pasmosa el resultado bastante antes de las elecciones y al que le llovieron las críticas que ahora se han tornado en alabanzas. ¿Y adivinas cómo lo hizo? Pues sí, analizando un gran volumen de datos.

Por último, ¿recuerdas que el primer debate televisivo lo perdió Obama? Pues estoy seguro de que lo hicieron a propósito para afinar más sus análisis.

1 comentario

1 ping

  1. Eusebio Urbano Lama

    La gestión de la información: un arma básica y de muchos usos aplicada en este caso a la batalla electoral.Tu última afirmación resulta chocante, pero seguramente cierta: todo ( o casi todo ) vale para llegar a Presidente de los Estados Unidos.
    La parte esperanzadora de este uso del big data es que demuestra cómo las nuevas tecnologías pueden ayudar al aumento de la eficiencia y eficacia.
    Esperemos que se tome nota en España y el inútil gasto electoral sirva para algo.
    Muchas gracias.

  1. marketing político | marketeros nocturnos - Marketeros Nocturnos

    […] una campaña en redes sociales excelente dieron la victoria a Obama en 2008. En 2012 fue el uso del Big Data  para realizar microtargeting de votantes a los que se lanzaban email sobre aspectos que realmente […]

Deja un comentario